Seguridad con Fuegos Artificiales



El fin de año trae consigo los festejos tradicionales durante los cuales el uso de pirotecnia es habitual.  Los festejos son expresión de alegría, no transformemos esta alegría en tristeza por no ser precavidos.

Desgraciadamente, un 50% de las personas lesionadas con petardos son niños de los cuales, los varones representan el 75% de las lesiones. Así mismo, los niños de 10 a 14 años tienen la mayor tasa de lesiones por petardos.

Durante estas fechas los servicios de urgencias con atención a niños atienden una gran cantidad de casos de quemaduras por fuegos artificiales que casi en su totalidad se podrían haber previsto. 



La mejor forma de evitar accidentes con la pirotecnia es no utilizarla.

Si aún así decides usar este tipo de productos y poner en riesgo de lesiones dolorosas, incapacitantes, desfigurantes y/o mortales a tus hijos asegúrate de seguir estos importantes consejos de seguridad: 


Con respecto a los artefactos de pirotecnia

- Usa aquellos que están controlados y autorizados por la SEDENA.


- No compres productos de dudosa procedencia.

- Cada envase debe tener una leyenda que manifiesta la autorización del elemento de pirotecnia.

- No compres ni uses pirotecnia defectuosa, pirata, dañada o prohibida.

- El comerciante que vende estos productos debe tener la autorización de acuerdo a la reglamentación vigente.

 - Evita comprar fuegos artificiales que vengan envueltos en papel café porque a menudo es señal de que los fuegos artificiales fueron hechos para exhibiciones profesionales y que podrían representar un riesgo para los consumidores.

 - Por tu seguridad y la de tus niños, no entres a locales en donde veas una excesiva acumulación de pirotecnia.





Recomendaciones Generales

- Nunca permita que niños pequeños enciendan o jueguen con fuegos artificiales.

- Procura que siempre haya un adulto (¡¡sobrio por favor!!) supervisando las actividades con fuegos artificiales. 

- Para los padres pasa inadvertido el hecho de que los niños pequeños resultan lesionados con las luces de bengala o estrellitas. Este producto arde a temperaturas cercanas a los 2,000 grados, temperatura que basta para fundir algunos metales.

 - Nunca pongas ninguna parte de tu cuerpo directamente sobre un dispositivo de fuegos artificiales cuando prenda la mecha. Retrocede a una distancia segura inmediatamente después de encender fuegos artificiales.

- Nunca traten de volver a prender o recoger fuegos artificiales que no se han consumido por completo.

- Nunca apunten o lancen fuegos artificiales a otra persona.

- Manten a mano un balde de agua, una manguera de jardín o un cubo de arena en caso de incendio u otro imprevisto.

- Enciende los fuegos artificiales uno a la vez, y luego retroceda rápidamente.

- Nunca lleves fuegos artificiales en un bolsillo ni los enciendas en contenedores de metal o vidrio.

- Después de que el fuego artificial se haya consumido por completo, llena el dispositivo consumido con abundante agua de un balde o manguera antes de desecharlo para prevenir que se incendie la basura.

- Asegúrate de que los fuegos artificiales sean legales antes de comprarlos o usarlos.


 

Por último

Te invito a que difundas esta información por la seguridad de tus hijos y de nuestra comunidad, con un solo accidente que logremos prevenir, con un niño quemado menos, valdrá la pena el esfuerzo.

¡¡Felices fiestas!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario