El llanto de tu bebé

Una preocupación común de los padres en la consulta de los recién nacidos y lactantes es el llanto de su bebé. ¿A quién de ustedes padres no le ha preocupado si ese llanto se pudiera deber a una urgencia o algún problema de salud de sus seres más queridos?

Es importante recordar que el llanto es la primera forma de comunicación verbal de tu bebé y como padre o madre lo puedes interpretar de distintas formas.

Casi todo mundo reconoce que los bebés lloran por muchas razones y que el llanto es una parte normal de la lactancia o primer año de vida. Sin embargo, el estrés y la ansiedad que los padres experimentan en respuesta al llanto frecuente o constante, especialmente si son primerizos,  pueden ser considerables.


¿Por qué lloran los bebés?

A veces, los bebés pueden llorar aparentemente sin razón alguna, pero en general el llanto es una respuesta a algo. Algunas veces, es difícil entender qué es lo que está molestando a tu bebé en ese momento. Algunas posibles razones abarcan:
  • Hambre. Los recién nacidos quieren comer de día y de noche, con frecuencia cada 2 a 3 horas.
  • Aburrimiento. Tu bebé puede desear compañía. Prueba ponerlo en su mochila portabebés para estar juntos mientras realizas otras actividades en la casa.
  • Gases y/o espasmos intestinales después de la alimentación. El dolor se presenta si el bebé ha sido alimentado demasiado o no se le han sacado los gases lo suficiente.
  • Alimentación de la madre. Algunos alimentos (en especial las bebidas con cafeína) que una madre lactante consume pueden causar malestar.
  • Cólico. Muchos bebés de edades entre 3 semanas a 3 meses desarrollan un patrón de llanto asociado con cólico. El cólico es una parte normal del desarrollo que puede desencadenarse por muchos factores y generalmente se presenta al final de la tarde o en las horas de la noche.
  • Molestia, como por ejemplo por un pañal húmedo; también la ropa ajustada puede molestar a tu bebé.
  • Temperatura. Sentirse demasiado caliente o demasiado frío. Los bebés también pueden llorar por sentirse demasiado envueltos en frazadas o por el deseo de que los abriguen bien.
  • Demasiada estimulación. El exceso de ruido, luz o actividad, lo cual puede agobiar al bebé de manera lenta o súbita.


¿Qué hacer cuando tu bebé está llorando?

El llanto probablemente sea parte del desarrollo normal de tu bebé, sin embargo no debes subestimarlo. Cuando tu bebé tenga una crisis de llanto, te recomiendo buscar las causas y eliminar las fuentes de llanto que se puedan contrarrestar.
  • Asegúrate de que el bebé esté respirando con facilidad y que los labios y los dedos de manos y pies estén tibios y de color rosado. En caso de presentar dificultad para respirar, fiebre, o cianosis (que se ponga morado), su vida puede estar en peligro, contacta a tu pediatra o servicio médico más cercano de inmediato.
  • Verifica si hay hinchazón, enrojecimiento, humedad, salpullidos, dedos fríos en manos y pies. Si es así contacta a tu pediatra.
  • Cerciórate de que tu bebé no tenga hambre.
  • Asegúrate de estar alimentando a tu bebé con la cantidad apropiada y sacándole los gases en la forma correcta.
  • Revisa que tu bebé no tenga demasiado frío ni demasiado calor
  • Revisa si es necesario cambiarle el pañal.
  • Asegúrate que no haya demasiado ruido, demasiada luz o viento, o estimulación e interacción inadecuadas.
  • Revisa si tiene los brazos o piernas retorcidos, lóbulos de las orejas doblados o dedos de manos y pies comprimidos.


Como calmar una crisis de llanto:

No existe un método único ni infalible para calmar el llanto de los bebés, sin embargo existen varias formas para tranquilizarlo. Con suerte, alguna de las siguientes recomendaciones te puede ser útil.
  • Mecerlo: Puede relajarse si lo tomas en brazos y lo meces junto a tu cuerpo suavemente. Pronto descubrirás la postura que más le tranquiliza.
  • El movimiento: Coloca al bebé en su mochila portabebés, muévelo en su carriola, o incluso sácalo a dar una vuelta en coche.
  • El ruido de aparatos caseros: prueba poner al bebé junto a la lavadora cuando esta prendida (suena un poco extraño pero muchos padres juran que funciona). El ruido de la aspiradora, el sacador de cabello o una radio mal sintonizada son otros ruidos que en ocasiones pueden calmar a los bebés. También el “siseo” (sssshhhhhh, ssssshhhhhh) puede tener el mismo efecto.
  • Satisface su ansia de chupar: Los bebés estan condicionados para chupar y al tuyo podría relajarlo el pecho aunque no tenga hambre, su propio pulgar y demás dedos o un chupete.
  • Masaje: A veces los bebés pueden sentir alivio con un suave masaje en el estómago en la dirección de las agujas del reloj.
  • Envolverlo: Si agita mucho las extremidades y esta inquieto puedes envolverlo en una manta fina de manera firme pero no apretada.
  • Hablar con el: Entabla una conversación con tu bebé cara a cara. El sonido de tu  voz puede ser tranquilizante.



La duración del llanto “normal” en un bebé puede durar hasta tres horas y media al día. Tal vez a ti te parezca una eternidad la duración del llanto de tu bebé, pero si calculas el total, probablemente no llegue a tres horas. Aún así, si consideras que tu bebé necesita atención médica o necesitas más orientación, llama con toda confianza a tu pediatra.

Trata de descansar lo suficiente, ya que los padres agotados están menos capacitados para cuidar a su bebé. Apóyate con otros familiares o amigos que con mucho gusto podrán encargarse del bebé si llegas a sentir desesperación. De ninguna forma debes de sentirte culpable o que estas abandonando a tu bebé por pedir ayuda para cuidarle.

Llama a tu pediatra de inmediato en caso de que el llanto de tu bebé esté asociado con cualquier síntoma significativo como fiebre, diarrea, vómitos, sarpullido, dificultad respiratoria u otros signos de enfermedad.

5 comentarios:

  1. Doc. ¿Que hacer cuando un Bebe queda afonica despues de un fuerte lloro o grito?

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola anónimo!

    Tu pregunta me parece muy buena, la responderé para compartirla con todos en el nuevo post con fecha de hoy (19 de Mayo).

    ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Doctor, buen día. Entre los miles de consejos que se escuchan de familiares, amigos y conocidos, uno ha llamado mi atención: ¿qué tan recomendable es darle a un bebé recién nacido un chupón para que le tranquilice el llanto? Gracias por la respuesta!

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Efectivamente el uso de chupón puede calmar al bebé en una crisis de llanto. Durante algún tiempo hace dos décadas algunas asociaciones o médicos desaconsejaban su uso, sin embargo si se tienen los cuidados de higiene pertinentes resultan una herramienta útil que ayude a los padre a tranquilizar al bebé durante el primer año de vida; incluso en los paises de habla inglesa los chupones son conocidos como "pacificadores" (pacifiers).

    Otra cuestión benéfica de los chupones, es que desde hace tiempo algunos estudios han correlacionado el uso de los mismos con la disminución del síndrome de muerte subita del lactante. Es decir, que el chupón puede disminuir el riesgo de muerte de cuna.

    Espero que la información le sea útil. ¡Reciba un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Con respecto al comentario previo, es muy importante aclarar que el uso de chupòn no se recomienda en niños menores de 15 dìas o mayores en los que no se ha logrado aùn establecer la lactancia, ya que su uso precoz puede provocar sìndrome de confusiòn de lactancia y poner en riesgo la lactancia materna.

    ResponderEliminar